lunes, 5 de enero de 2015

Ejercicios de voluntad

Cuando localices algo que te haga mal, intenta darte cuenta de ello y subviértelo.

Por ejemplo: fumar reseca la piel, genera canas y tos. Dejar de fumar supone ahorrar un dinero que puede invertirse en viajar y en comer mandarinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario